Según Peraqua, su sistema de control de la piscina del futuro debería ofrecer muchas características que se distinguen por sus componentes duraderos y de alta calidad. También debe ser accesible y adaptable a las necesidades individuales y fácil de controlar.

En pocas palabras, debería ser un sistema automático, económico y flexible. Es por eso que han creado un kit completo para el control de piscinas que presentarán en la próxima serie "Many high quality components - one smart control system" ("Una multitud de componentes de alta calidad - un sistema de control inteligente").

La tecnología principal de este sistema de control de piscina totalmente automatizado es el Loxone AquaStar Air Pool Control. Asociado con el filtro de arena de poliéster Innsbruck, una de las válvulas contra-lavado de 7 posiciones más modernas del mundo, garantiza un proceso de contra-lavado completamente automático (dependiente del tiempo y la presión) y el ajuste de la bomba de filtración según las necesidades individuales y condiciones del agua.

Los componentes de alta calidad del sistema permiten el control automático de pH y ORP, una temperatura del agua agradable y constante, el control de la luz subacuática RGB, el nivel de agua y un diseño coherente para un ambiente personalizado para la piscina y la sala técnica.